viernes, 22 de febrero de 2013

La viga en el ojo ajeno y la paja en el propio

 No desprecies a nadie; un átomo hace sombra.
Pitágoras de Samos

Año tras año se repite la misma canción, sorteo tras sorteo excepto en contadísimas ocasiones, los rivales de los equipos españoles en Europa se valoran con una ligereza y un desprecio ridículos. La estadística no existe pero en ningún país sería superior el ratio “nos consideramos favoritos-nos mandan para casa” y esto abarca a todos los clubes y a la selección. No nos olvidemos de aquella famosa portada de Marca sobre la jubilación de Zidane y el resultado que se dio justo después, simplemente como un ejemplo.
En esta última ronda de las competiciones europeas este caso se ha llevado hasta el extremo. Podríamos decir que las reacciones y análisis antes de los partidos fueron estas:
1.       FCB – AC Milan: si, ya sé que han ganado 6 copas de Europa pero son una caterva de viejos y jugadores de segunda fila, mas les valdría ni presentarse.
2.       Manchester United– RM: lo mismo da que ellos vayan lideres y tengas la Premier casi sentenciada si ya no tienen a CR, les vamos a dar pa’l pelo.
3.       PSG – Valencia: no es más que el producto de un nuevo rico, mucha vedette y poco mas, tendrán que sudar ríos para eliminar a los che.
4.       Málaga – Oporto: después de la fase de grupos que ha hecho el Málaga no les meten mano los portugueses ni en cien años. ¿Qué tienen más experiencia? Si pero el Málaga tiene a Isco.
5.       Rubin Kazan – At. Madrid: ¡¡menudo chollo los rusos!! Les metemos tres en la ida y a Moscú vamos con el filial. Esta ronda esta pasada, somos el vigente campeón.
6.       Olympiakos – Levante: habrá que lucharlo mucho, ellos son un equipo mucho mas experimentado en Europa pero lo compensaremos con oficio e ilusión, a ver qué pasa.
Y tras uno o dos partidos, dependiendo de la competición, esto es lo que ha ocurrido:
1.       FCB – Milan: tras recibir al equipo catalán con una pancarta que rezaba “Nosotros somos la historia”, los rossoneros hicieron honor a la mas clásica tradición del futbol transalpino, es decir, concentración + vigor + contraataque = victoria. Sin noticias del juego del FCB, a parte de hartarse de tener el balón sin crear ningún peligro y de protestar ante cualquier decisión los de la ciudad condal no dieron sensación de haber aterrizado en Italia. Sin posibilidad de cambiar su ritmo de acción ni sus maneras, se vieron impotentes ante una de las tácticas más antiguas del balompié. Como decía JC Crespo en twitter, la Champions nos enseña que hay estadios y equipos históricos a los que nunca hay que despreciar.
2.       Manchester United – RM: de los previos solo se cumplió una cosa, ellos no tienen a CR y eso se nota. El prodigioso cabezazo del portugués no puedo ocultar la incapacidad del resto de madridistas para marcar. El ManU sin hacer un partido de otro mundo, contuvo al RM, creó peligro al contraataque, marco a balón parado y dejo todo pendiente para resolverlo en su feudo. Sin olvidar el partidazo de De Gea, dejaron la impresión de jugar el partido que querían cosa que no puede decir el RM.
3.       PSG – Valencia: la suerte estuvo con los che porque ese gol a última hora les da una remotísima posibilidad de pasar a la siguiente ronda, sin el  y la expulsión de Ibra no habría ninguna. El PSG demostró que tiene equipo y peligro, que si juntas a Pastore, Lavezzi, Ibra y compañía acabarán jugando bien y que la trayectoria que llevan en la Ligue1 no es fruto de la casualidad. El Valencia volvió a dejar la sensación del boxeador con mandíbula de cristal, hay cosas en las que Valverde tendrá que invertir mucho tiempo.
4.       Málaga – Oporto: parece curioso cómo se critica como se ha creado este nuevo PSG y se olvida que el Málaga vivió el mismo proceso hace algo más de un año. Pero en la Champions los galones y las batallas ganadas y perdidas pesan mucho y en ese campo el Oporto aplasta al Málaga. El despliegue de los portugueses dejo al Málaga noqueado durante los 90 minutos, por ningún lado apareció le toque y el preciosismo del que en otros momentos ha hecho gala los malacitanos. Como mencionaban todos al acabar el partido, lo mejor el resultado que deja opciones importantes de remontada para La Rosaleda. Además, ahora ya nadie dudara del tipo de equipo que son os dragoes.
5.       Rubin Kazan – At. Madrid: el pupas elevado a la enésima potencia, la eutanasia deportiva o el más difícil todavía, da igual el nombre. Si un equipo/entrenador decida que su portero suba a rematar el último córner ¡en el partido de ida!, o bien desprecia al rival o a la competición o ha bebido. Como no tengo a Simeone por borracho creo que se sintieron por encima del bien y del mal y así les fue. Ese gol costó una eliminatoria, el escarnio público y tirar una competición que les ha dado sus mejores alegrías en los últimos años. Una pena.
6.       Olympiakos – Levante: no hace tanto que la mayor preocupación de los jugadores del Levante era saber si cobrarían sus deuda o no, poco tiempo después un grupo formado por jugadores (en muchos casos) con el billete de vuelta sacado es un ejemplo de cómo afrontara desafíos y salir airoso. Una ronda más, un rival más, otra muesca en sus revólveres. Seguro que la siguiente ronda la enfocaran igual sumando ilusión y respeto y sin nada que perder. Que siga la fiesta en Valencia.

Debe ser parte de la forma de ser española pero creo que pasarán los años y esto no cambiará…